Acetre – Plaza Mayor de Trujillo (12-04-09)

Por , el 19 - 04 - 2009
Acetre

 

Una fiesta de interés turístico regional (el famoso Chíviri de Trujillo, que se celebra todos los domingos de resurrección en la ciudad extremeña) y una tradición hasta hace poco perdida. Y es que hace unos años era habitual ver actuaciones de grupos de folklore (locales y no tan locales) en la propia plaza de Trujillo. Con el tiempo esa tradición se perdió, hasta que el pasado año se decidió recuperar, con la actuación de Mansaborá Folk y una agrupación folklórica infantil local, y que éste año ha seguido con una de las formaciones en el ambiente del folk y de la música de fusión más asentadas y con más trayectoria. Hablo de Acetre, quienes animaron la tarde a mí y a los más de mil asistentes que allí estábamos. Tengo que decir, antes de comenzar, que la plaza de Trujillo es un escenario inigualable para cualquier agrupación musical, por lo bonito y lo grande del lugar, y lo interesante (históricamente hablando) de sus palacios.

 

Comenzaron muy acertadamente pasadas las 7 y 10 de la tarde, abriendo el concierto con el mismo tema que abre su último álbum, Dehesario. Se trató de La Danza del Mostrenco. Para dar paso luego a uno de los temas cumbre de éste mismo disco, Latifundia. Dos temas tranquilos que estuvieron bastante bien para abrir el concierto.

Acetre

 

Acto seguido iniciaron las notas de Mae Bruxa, ‘Madre Bruja’, un tema recogido en el pueblo de Cedillo (en la provincia de Cáceres, pero a pocos kilómetros de la provincia con Portugal). Es el tema que eligieron bastante acertadamente como adelanto de Dehesario y sin duda el tema más representativo de su último álbum.

 

Acetre

 

Acto seguido comenzó otro tema de composición propia del grupo. Hablo de Taberna, un tema en el cual el flautista-clarinetista del grupo se lució. Un tema en el que el whistle abre el tema y es el que lleva la melodía principal. Fue uno de los más movidos del concierto y de los que más en pie mantuvieron a la gente.

 

Uno de los temas más pegadizos y más conocidos de su último disco, dicho sea de paso, fue el que siguió al anterior. La Rueda de la Fortuna, otro tema recogido en otro pueblo de la geografía cacereña.

 

acetre3

 

Acto seguido se trasladaron a su anterior disco, Barrunto, para interpretar el tema homónimo. Éste fue un tema tranquilo, para relajarse, sin demasiada estridencia. Y de Barrunto fueron a la Alborada de Fregenal, una adaptación que han hecho de las tradicionales alboradas de la localidad pacense, la cual tenía un ritmo que permitía bailarla muy bien. La verdad es que a partir de éste momento toda la gente que estaba en la plaza comenzó a bailar.

 

Justo después nos anunció el señor Sousa que la siguiente canción quizá sería una de las adaptaciones más arriesgadas que habían hecho. Una canción en la que fusionaban tintes flamencos con el tradicional Cerandeo. La canción se llamaba Al-Zerandeo, y ciertamente fue uno de los temas más extraños que había escuchado en el disco, y el más extraño que escuché en el concierto.

 

Acto seguido oigo un didjeridoo (o algo que se le parecía) para dar comienzo al Pindongo Hechizado, tema extraído de su antepenúltimo trabajo discográfico, Canto de Gamusinos, al que dieron un ritmo y un aire muy especial, bastante más movido que el del disco. Me dejó muy buen sabor de boca.

 

Acetre

 

Y siguiendo con ese ritmo tan especial dieron paso a otro de los temas estrella de ese mismo disco, comenzado magistralmente por la acordeonista. Es el Verdegaio Brejeiro, tema que proviene del estilo tradicional de la frontera de la provincia de Badajoz con Portugal y al cual supieron dar en su momento el toque característico de Acetre, el toque que identifica todas sus canciones. Y el pasado domingo supieron dar otro toque ligeramente distinto, que me gustó incluso más que el original que está en el disco.

 

Continuando con el pequeño paseo a lo largo de ese disco pasado suyo, pasaron al tema que abrió Canto de Gamusinos, precisamente llamado Gamusinos. Es un tema que ya escuché hace cerca de siete años, y que cuanto más lo escucho, más me gusta. Y al terminarlo interpretaron su particular versión de la Alborada de Jarramplas piornalega. En éste momento puedo corroborar que gran parte de la gente estaba ya bailando al son de la música.

 

Acetre

 

Ya terminando el concierto, interpretaron El Paso del Zahorí, tema con el que abrieron Barrunto, un tema en el que afloraron problemas técnicos que durante el resto del concierto no fui capaz de apreciar. Tras solucionarlo pudimos escuchar la guitarra española, la cual únicamente fue usada durante un trozo de ésta canción.

 

Y aquí Jose Tomás Sousa se despidió de todos los asistentes al concierto, no sin antes anunciar el tema que venía ahora. Hierba Loba, el tema con más ritmo y con mayor gancho de todo el concierto. Fue en éste momento en el que pude ver a toda la plaza saltando. Sin ánimo de ofender y salvando las distancias, con una guitarra eléctrica éste tema podría ser interpretado por Mägo de Oz, y apenas desentonaría.

 

Acetre

 

¿De verdad se despidieron? No. Tras algunos segundos en los que todos los espectadores gritábamos ‘¡Otra! ¡Otra!’ decidieron volver al escenario y tocar otros dos temas más. El primero fue su particular adaptación de un tema tradicional oliventino, el Vira Doble, que ellos llamaron Yeyotu Vira. Alguien que estaba al lado mío y que nunca había escuchado Acetre me comentó que ese tema le parecía celta, o de otro sitio más norteño que Extremadura. Y ciertamente así también me lo parecía a mí.

 

Y otra más. Acto seguido atacaron con la Fiesta de los Ratiños, donde toda la plaza se puso a los pies de Acetre. Y cuando digo toda la plaza digo las más de mil personas que había allí, tanto viendo el concierto como en los bares vecinos. Aunque sabíamos que el concierto ya tocaba a su fín, y ciertamente así fue.

 

Acetre

 

Eso sí, tuve oportunidad de charlar unos minutos después con Jose Tomás Sousa, quien me comentó que no hay planes de un nuevo disco de Acetre a corto plazo, viendo las actuaciones que tenían (entre otras, en el festival Womad de Londres, o en Atenas), donde seguirían girando Dehesario. Aunque no descartan en absoluto, cuando reunieran más repertorio, editar un nuevo álbum.

 

En definitiva, el concierto fue una maravilla, con muy buen ambiente, en un genial enclave geográfico y con una genial banda encima del escenario. Recomiendo encarecidamente usar un poco de nuestro tiempo para ver a ésta formación. Podemos elegir, entre otras fechas, el 25 de abril, en la plaza de Alcuéscar (Cáceres), el 25 de julio en el festival Womad, en Londres; el 7 de agosto en las fiestas medievales de Cortegana, Huelva; el 8 de agosto en el Auditorio de Olivenza, el 30 de octubre en Atenas, o el 14 de noviembre en la Sala Galileo (Madrid).

 

Por si te apetece escuchar alguna canción en streaming puedes entrar a su MySpace.


Manu Mateos

 

Tags:

Artículos relacionados

Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.